Facebook Twitter Vimeo Youtube GooglePlus Instagram Rss
Home » Medio Ambiente » La extinción del Oso Polar y el calentamiento global

La extinción del Oso Polar y el calentamiento global

El Oso Polar usa el hielo ártico en verano para alimentarse, aparearse y dar a luz, pero desgraciadamente durante los últimos 8 años, la cantidad de hielo ha visto sus mínimos jamás antes registrados, resultado del calentamiento global acelerado por el efecto de los gases invernaderos.

El departamento americano para la preservación de la vida salvaje (U.S. Fish and Wildlife Service), sacaba hace unos días un artículo en el que se explica la realidad de la extinción de esta majestuosa especie a menos que el ser humano revierta el proceso de calentamiento global.

El único y mayor paso para la conservación de esta especie es tomar decisiones activas en cuánto al calentamiento en el Ártico. No se podrá recuperar esta especie sino se pone impedimentos a la disminución de hielo ártico.

A tanto llega el trastorno que esta especie sufre por la rápida disminución de su hábitat, que hasta se han visto comportamientos nunca antes registrados como la caza de delfines, ante la ausencia de su manjar más común, las focas.

La población mundial de osos polares se estima entre unos 20.000 y 25.000 ejemplares que se reparten entre las cinco naciones que comparten el Ártico. Los planes de recuperación que se quieren llevar a cabo incluyen medidas a corto y medio plazo que contribuyen a la supervivencia de la especie como reducir la interacción con seres humanos así como el peligro que los vertidos de petróleo pueden causar a la especie.

Info/Pic: U.S. Fish and Wildlife Service Headquarters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>